CANCIONERO MULTICOLOR (Poemario infantil 1999)

Comentario del libro: 

Se publica el libro en 1999. Escrito ya en la ancianidad, son  poemas sencillos, pensados para los más pequeños y dedicado por la autora:  “A todos mis nietos, diez en total y para los que puedan llegar… A todos les amo porque forman parte de mi sangre y son mi preciado tesoro”.

Siempre tuvo Matilde Camus una gracia especial para los más pequeños, quizá por su permanente sonrisa. Nunca tuvo más de 10 nietos y llegó a conocer 11 biznietos.

La portada y sencillos  dibujos  del interior, son de su esposo Justo Guisández.  Editado por Rocamador en Palencia 1999.

 ALGUNOS POEMAS

a…
                       a…
                                             a…
Si lanzo un bostezo pronuncio la a…
es muy redondita,
con colita atrás: a…a…a…
b…
               b…
                         b…
El corderito
con su balido
dice la b…
Es un palito
muy derechito,
con su pancita
como la veis: b…b…b…
c…
                   c…
                                            c…
De cerilla,
de cepillo,
de comer.
Un arquito tenso
la forma muy bien: c…c…c…
a…
                    b…
                                              c…
Así las escribo,
así las haréis.
Hacedlas despacio
y os saldrán muy bien: a…b…c…

———————————-

1…
                                        2…
Qué tranquilo estaba
el buen caracol:
los cuernos al aire,
calentito al Sol.
1…
                                        2…

——————————-

3  +  2  son  5
Llego a casa en cinco brincos,
doy un beso a mi mamá
que me abraza con cariño
y me da de merendar.

3 + 3 son 6

Ya junto palabras,
¡ya empiezo a leer!
mi ma – ma me a – ma
mi pa – pa  también

—————————–

Los niños limpios
cuidan la ropa;
forran los libros;
guardan sus botas
y, después, estudian
con gran ilusión.

Son obedientes,
traen buenas notas,
juegan alegres
con su pelota.
Jamás se olvidan
de su lección.

———————————-

Mamá me da pescadito
filetes, fruta también;
tortillita a la francesa,
yogures y rica miel;
el chocolate me encanta
y la leche ¡que placer!
Como mucho, mucho, mucho,
para crecer…
y crecer…

——————————-

En mi dormitorio
tengo a mis amigos:
una muñequita,
un precioso osito,
dos bambys alegres
un lindo gatito,
la pantera rosa
y algún pitufito.

Un baby que llora,
un suave perrito,
un loro que habla,
un blanco patito;
sobre mi camita
la Virgen y el Niño
para que me velen
cuando estoy dormido.

A todos les quiero
a todos les mimo,
a todos les canto
y les doy besitos.

—————————–

Los niños limpios
cuidan la ropa;
forran los libros;
guardan sus botas
y, después, estudian
con gran ilusión.

Son obedientes,
traen buenas notas,
juegan alegres
con su pelota.
Jamás se olvidan
de su lección.

——————————-

 ¡Qué penita tengo yo!
Mi patito patiblanco,
patihermoso, patizambo,
se perdió…

Se fue al lago de los sueños
y por su puerta de escarcha,
decidido…
se coló…

El agua era caramelo
los pececitos de dulce
y las piedras de su fondo
¡Qué ilusión!

Todas son de chocolate.
Hasta la casa del lago
es de guindar y guirlache,
de rica miel y turrón.

—————————-

Ayer conocí a un payaso
tímido como una flor;
la nariz como un pimiento,
gran sombrero, gran farol:
los zapatos como barcos
y…¡Muy grande el corazón!

Payaso, tierno payaso,
ingenuo y encantador;
en tú mirada hay estrellas
mientras suena tu acordeón;
gran sonrisa, dulces ojos,
y… ¡Muy grande el corazón!.

Payaso que nos alegras
la vida con tu canción.
Payaso, rubio payaso,
comediante, trovador;
gran músico, gran artista,
y… ¡Muy grande el corazón!.

—————————

Llueve, llueve, llueva,
luego saldrá el Sol,
crecerá la hierba,
la alfalfa, la flor.

Crecerán lechugas
de verde color.

Llueve, llueve, llueve.
Después saldrá el Sol
secará los prados
volverá el calor.

——————————

 Nací en Santander
Tierra de Cantabria
con verdes praderas
hasta en las montañas,
el gris de su cielo
se hace amor y lágrimas
y, al caer en lluvia,
el campo engalana.

El mar es bravío
tiene peces y algas
y constantemente
el traje se cambia:
a veces es gris
y allá, en lontananza
cielo y mar se cubren
con la misma capa.

Los prados se visten
de verde esperanza,
que va del oliva
al claro esmeralda
y del verde musgo
al verde manzana.