PRISMA DE EMOCIONES

e

 

Comentario del libro:

.

Un nuevo canto al amor, en este caso rememorando instantes vividos cuando habí­a más fuerza y juventud, comparando sentimientos, pero elevando un trino de acción de gracias al seguir unidos, juntos, caminando con confianza hacia la noche sin tiempo.

Es de destacar el poema: al DESPERTAR A MEDIANOCHE.

 Única ilustración es el ex-libris realizado por su esposo Justo Guisández.

 Reflexiones de Jack Miles, Gerardo Diego, Octavio Paz, Mario Vargas Llosa, Rabindranath Tagore, Benito Pérez Galdós así como un proverbio chino.

 .

PRÓLOGO POÉTICO

Poesía es la grandeza

de las palabras al viento;

símbolo que, con dulzura,

besa al aire en suave arpegio.

Clamor, ante el mar braví­o

y sobre los montes recios;

vida sumando quimeras,

dicha, amor, temores, ¡Cielo!

Sueño que descubre un mundo

hermoso, noble en su verbo.

 .

Poesía es sutileza,

es gemido y es lamento;

dulzura en aguas tranquilas,

ave que transita en vuelo,

corazón que se desangra

de tanto sufrir; tormento

sobre la tierra y el barro,

hasta convertirse en fuego

entronizado en el alma,

expresando sentimientos…

 .

Poesí­a es la pasión

que embellece los anhelos;

es mente y es corazón

en í­ntimo y fiel concierto.

Voz que se alborota o calma

por estelares desiertos…

Es enigma o es vorágine

de espíritu en incremento,

poblador de mar de espumas

orquestales, desde dentro.

 .

Poesí­a es el Prodigio

del alma fuera del cuerpo;

es despertar en la noche

irradiando amor y fuego.

Es relámpago que brilla

con viva luz, en silencio…

que por nacer del espí­ritu

se desgrana y se hace verso.

Es verbo que se enardece

sin haber para ello freno.

 .

Poesí­a es abstracción

del poeta que, por dentro,

ve un cielo pleno de amor

y le hace soñar despierto…

Es galerna desatada,

bramando: Duro tormento

que golpeando sus sienes

le hace sufrir un infierno;

mas, si va envuelta en plegaria

le eleva hasta el Firmamento.

 .

PRECIADO TESORO

Demos principio al bien, junto a la hoguera

recordando que es clave nuestro amor

inmarchito y maduro;

con fuerza en el corazón, aun en silencio,

no habrá soledad pulsaldo el Alba

felices de estar juntos,

por ventura y destino.

 .

Vivir el tiempo en efusión gozosa

cobijando delicia,

es lucidez de vida; tan segura

en la entrega total…

que hará sentirnos vivos y dichosos

en mente y corazón.

 .

Dar cima a sentimiento y, a su abrigo,

continuar nuestros pasos; es luz suprema

apoyada en mutua compañí­a,

hasta vencer ausencias amorosas…

por cuanto así­ empezamos

la vida y, era hermosa, sonreí­a

feliz al descubrirnos.

 .

RECORDAR

Recordar el ardor de los sentidos

en la completa entrega,

llena de flores rojas; derramadas

en nuevas emociones,

puede paliar tristezas y quebrantos

sintiendo nuestras almas más unidas.

Continuar despertando ansia y deseo

iluminando el tiempo sin fisura,

es impulso que alienta

los años ya vividos y, los próximos,

alcanzar la Hermosura

en púrpura de Sol fortalecido.

Seguir rindiendo culto a la caricia,

propaga luz interna

con belleza de amor, entre fulgores;

entre corolas y almas que se besan

cursando larga vida,

en tránsito más sálido y profundo,

en tiempo indisoluble…

 .

CUANDO TODO ERA JOVEN

Descansar en tu pecho

y enamorarme nuevamente el alma;

gozar gratos momentos del pasado

cuando todo era joven.

Revivir el ardor de aquella fuerza

en pulsos amorosos,

conjuntando delicia.

 .

Sentir el manantial de tus pupilas

febriles, en mi rostro;

tus labios en los mí­os, absorbentes,

llenos de juventud y de promesas,

como si el Mundo fuese nuestro

y el momento de hallarnos

enjoyado en rubí­es.

 .

Revivir el calor de hermoso tiempo

conjuntando pasión;

todo en un Paraí­so inolvidable

que nos fundí­a en gloria,

como si no existiese nadie más

en la entrega divina de dos almas.

 .

TU CORAZÓN Y EL MÍO

Tu corazón y el mí­o

buscan las altas cimas sin abismo;

van creciendo en albores sus anhelos,

áureos de Luz y Amor,

por alcanzar lo Excelso

 .

Ansiamos Su caudal, bello Tesoro

de ilusión concebida sin vací­o;

con inmensa humildad y mansedumbre,

por sencillez de barro;

más, con inmensa Fe en la Gran bondad.

 .

Suplicamos al Bien la dulce Altura

que soñamos, perdonando las culpas

por consuelo amoroso,

con blancura de lirios y nenúfares

en donación amante…

plena de Luz y Gloria.

 .

ENTRE BESOS Y LÁGRIMAS

Considerar a tiempo la dulzura

de la entrega total,

saturada de amor apasionado,

puede paliar tristezas

y alzarnos a niveles más sublimes

de luces vencedores.

 .

Si proyectamos bellos sentimientos

olvidando egoí­smos;

si el alma sigue noble y entregada

gozando sol radiante, sin ocaso;

sin aristas crecientes

destruiremos angustias.

 .

Al final será todo conquistado

en función consecuente de la vida

que, poderosa y firme,

agrandará su fuerza, ante lo ingrato,

haciéndonos saber que existe

entrega en sazón

y,  que amamos el bien profundamente.