AMOR DORADO

 

Comentario del libro:

.

Es el año 1993, Matilde tiene 75 años y recupera los versos intimistas, sin más pretensión que volver a acariciar lo vivido.

Un derroche de amor sublimado. Lo escribió  con motivo de las Bodas de Oro de su matrimonio, celebradas familiarmente.

.Portada y dibujo interior realizados por Justo Guisández.

.

TE VOY SINTIENDO

A nuestro hijo Justo Francisco

Te voy sintiendo, hijo mío,

en mi plenilunio cierto.

Desde tu lecho de sombras

te irás haciendo lucero.

 .

Me sonríes entre bruma,

me acaricias en silencio,

me presionas dulcemente

y eres tangible en mi seno.

 .

Para poder contemplarte

las luces del alma tengo,

hasta que irrumpas glorioso

de mi corazón abierto.

 .

Tan íntimamente unidos,

temblamos al mismo tiempo.

Yo, acercándote al Señor.

Tú, bendiciendo mi cuerpo.

 .

ROSA DEL ALBA

A nuestro hijo Francisco Javier

Niño de mis anhelos

-espuma y nacar-

para verte dormido

un ángel baja.

 .

Corderito de nieve,

flor de mi entraña;

el lirio de tu pecho

se ha vuelto llama.

 .

Lucero de mis noches,

rosa del alba;

duerme que el mar te vela

de madrugada.

 .

En la magia del sueño

vuelas sin alas…

y un pájaro te mira

desde una rama.

 .

ES UNA ALONDRA

A nuestra hija Matilde

Un pájaro ha desplegado

sus alas de vida y sueño…

Es una alondra, que llega

a mi espacio y a mi tiempo.

 .

Un latido que se agranda,

-pulso creciente y abierto,-

me está besando en el alma

con emoción in crescendo.

 .

Al contemplarte dormida

sobre el fuego de mi pecho,

como un arcángel de luna,

tendida, plena en sosiego,

he sentido en mis arterias

ternura, brisa y contento;

mensaje ardiente de vida

y pureza de lucero.

 .

NIÑO MÍO CHIQUITO

A nuestro hijo Miguel Ángel

Niño mío chiquito,

dulzura y mieles.

He visto mil estrellas

sobre tu frente.

 .

El mar dejó en tus ojos

reflejos verdes

y en tus labios corales,

como claveles.

 .

Niño de espuma y nardo,

fruto caliente

en el agua serena

de mi amplia fuente.

Campanitas de plata

sobre laureles.

Mi niño se ha dormido,

mi niño duerme.

 .

ANIVERSARIO ENTRAÑABLE

Aniversario entrañable

para nuestro corazón.

Año de gran emoción,

conmovedor, inefable

en esta edad venerable

donde hubo gozo y dolor;

días de hermoso color

y de duros desengaños;

pero en estos 50 años,

jamás nos faltó el amor.

 .

BRINDIS

Siempre por ti, por tu amor

que a mi vida da hermosura;

siempre por esta ventura

de sentirte a mi redor.

Por ti, mi vida, fulgor

de mis noches y mis días.

¡Por ti!, porque me sonrías

en momentos asurados

y en tus labios adorados

no haya palabras vacías.