EL COLOR DE MI CRISTAL

 

Comentario del libro: 

.

Se inicia este libro con una reflexión de la autora: “Escribo, a veces, cosas que me inquietan o sueños más reales que lo auténtico…” Es este un libro de ensoñación espiritual más que religiosa, un dejar volar la mente y verlo todo con EL COLOR DE MI CRISTAL.

.

Portada de Matilde Camus.

 .

YO SOY MI PENSAMIENTO

Yo soy mi pensamiento,

él es mi espíritu:

Creador de abstracciones o verdades,

que pueden convertirse en mar de nieblas

o en gozo inusitado de color,

según sienta la vida.

 .

Me crece desde dentro.

Va trenzado a los cambios que le nutren

y conforman mi vida, bajo estrellas

o misterior oníricos.

 .

Late con equilibrio de justicia

y sufre, hipersensible,

ante la ingratitud y la soberbia;

pero, libre y activo,

con sentimiento de alma ya poblada

y en gran meditación, consigo mismo,

se rehace ante Dios, que es su consuelo.

 .

Yo soy mi pensamiento,

él es mi espíritu:

Impulsor de lirismo y de palabras

puras, como las aguas de los ríos

que bajan de las cumbres

y reflejan paisajes o quimeras.

 .

Generador de acentos sustantivos;

de emociones sin voz

que, unas veces, le habitan con la dicha

o tórnanse inquietud que le sofoca

por desamor de frutos,

según sea la causa que le dicte.

 .

Yo soy mi pensamiento,

él es mi espíritu:

Creador de mil pulsos diferentes

como la propia vida y nuestro entorno;

que mueve mi sentir y le conduce…

por niveles dispares

según las emociones que le marcan.

 .

VOZ REPLETA DE AMOR

Voz celestial y llena.

Voz que inflama las ansias de lo eterno.

Voz que nutre y florece al corazón,

que descorre las sombras;

que solea y exalta el sentimiento

para hacerle má>;s suyo.

 .

Voz repleta de amor.

Inalterable y cálida en mensaje:

semilla y granazón que nos impulsa

con trigo primitivo, anticipada

a todo el Universo.

 .

Voz sazonada y pura,

siempre nueva y… de tiempo sin declive.

Estrenada, ante el paso de los días,

como preciado don que fulge y mana

de todos los rincones.

 .

Voz remanecida por el hombre,

dulce y fuerte a la vez,

para hacerse sentir con esperanza;

para llenarse de ella sin recelo,

con plena voluntad, con grn confianza

en su bondad inmensa.

 .

VIVIR…SOÑAR…

Vivir…Soñar…

Sentir y no sentir…Alzarme

y volar, siendo antorcha, hacia el misterio

con alas de esperanza.

 .

Vivir…Soñar…

Sentir y no sentir…Posarme

en el lugar donde la sombra acaba

y nos brinda la magia de lo eterno.

 .

Vivir…Soñar…

Sentir y no sentir…Dejarme

llevar por la corriente del espíritu

y arribar florecida de esperanza.

 .

NUEVAMENTE LA VOZ

Nuevamente la Voz, amante y cálida,

pletórica de sol, se comunica

cruzando sutilmente el ancho espacio

para darme su efluvio, trascendida

de prodigios que suman esperanza…

 .

Si pretendo evadirme,

la escucho igual de clara y absoluta,

fiel donante de verbo, hermosa y alta,

refrescando mi vida diariamente.

 .

Voz colmada, de timbre inconfundible;

antigua, nunca vieja,

sensorial y profunda en su calor

espiritual, con fuego que no quema;

que dialoga, afinándose,

hasta llegar a ser lirio radiante,

promesa de camino

y caudal extendido por la sangre.

 .

Sin precisar de tiempo,

conserva los matices inmarchitos

de música sublime, evanescente

en su emoción de mundo presentido.

 .

HA LLEGADO HASTA MÍ

Ha llegado hasta mí desde el silencio,

desde el lugar, sin tiempo ni aspereza,

donde todo es amor magnificado

y sublima las alas de los sueños.

 .

Deslumbrada hasta el éxtasis

percibo tanta dicha

que camino a la cumbre inmaculada,

prisma vital de la razón si nombre

donde acariciaré brillos incólumes

y pulsos sustanciales.

 .

Reverencio el fervor que, hoy, me cautiva

sin vacío ni fin,

sin sombra ni frontera;

la elevación que espléndida me guía

y conmueve mi ser en lo profundo.

 .

FUNDIRME CON LO ETERNO

Fundirme con lo eterno. Ser ventura

de abrazo continuado, tan profundo,

que pudiera llegar hasta la esencia

como si fuera el aire,

que roza sin ser visto.

 .

Contemplar las praderas desde arriba

disfrutando los verdes más completos;

los que pueblan la tierra

y viven sumergidos en silencio.

 .

Vagar sobre la magia intemporal

con la imaginación tendida en vuelo,

hasta prender la luz de las ideas

símbolo. Las que fluyen

como fiel testimonio positivo.

 .

Ser mensaje verbal. Llevar espigas

doradas como el bronce,

donde habrán de posarse suavemente

los pájaros amigos, los que buscan

el lúcido hemisferio del Amor.

 .

Sentir que las partículas humanas,

por sencillas que sean,

florecen cada noche, junto al alma,

para crear un nuevo amanecer

limpio de culpa,

donde los pensamientos crezcan puros

con blancor infinito.