HE SEGUIDO TUS HUELLAS

 

Comentario del libro: 

.

Fue un libro escrito desde lo más profundo de la Fe y el sentimiento, tras unos Ejercicios Espirituales que vivió la autora. Se inicia con un Poema – Oración, que explica el estado de ánimo y propósito que la llevaron a escribir este libro.

Fue Pregonera de la Semana Santa de Santander, el año 1981 en que se editó y un año antes de morir en la Semana Santa  del año 2011 fue este Vía Crucis el que se hizo por el centro de la ciudad.

.

La portada fue realizada por Victor Orizaola, pintor y escultor nacido en Santander.

.

ORACIÓN

Traigo, Señor, el pensamiento puro.

Las ideas profundas y directas.

La piedad y la fe como dos rectas

torres. La voluntad del ser maduro.

 .

Buscaba la Verdad y Tu agonía

dio respuesta cabal a la porfía

interesada en esas dos preguntas.

 .

Seguiré cultivando la apetencia

de llegar más al fondo de la Esencia

que, sólo Tú, confirmas y conjuntas.

 .

JESÚS CONDENADO A MUERTE

Ha levantado el alba. Nace el día

con sentencia de muerte, Nazareno.

Sigues donando Luz, siempre sereno,

mientras el orbe en sombra desvaría.

 .

La turba, con tremenda alevosía,

destroza Tu sayal de hilo moreno

hasta rasgar Tu carne. Desenfreno

que conduce, sin pausa, a la anarquía.

 .

Tanta flaqueza -barro desdichado-

conllevan las raíces del pecado

que el alma, sin defensa, se lesiona.

 .

El vértigo del mundo no sosiega;

pero Tu gran amor, vital entrega

de magnitud divina, nos perdona.

 .

PRIMERA CAÍDA

Padece el árbol por las propias hojas

y cae, primera vez, Tu cuerpo en tierra.

Sigue fluyendo Gracia. No se cierra

el manantial florido que deshojas.

 .

El dolor es visible en gotas rojas.

Va tiñendo el espino, que se aferra

a Tu pálida frente como sierra.

Con tanto sufrimiento nos sonrojas.

 .

Cristo mío. Te sigo con premura

por si lograr pudiera, en el Calvario,

alzarme hasta Tu campo sin frontera.

 .

Crece mi fe y mi alma se depura

en la ofrenda divina del Sagrario

donde bebo la Vida verdadera.

 .

EL ENCUENTRO

Como la Luna, yerta y desolada

víctima de la angustia más penosa,

buscas al Hijo amado, silenciosa,

para cruzar con El febril mirada.

 .

Todo se hace ternura ilimitada

al encuentro del Lirio con la Rosa.

Se agranda más la herida. Más sinuosa

es la ruta en el tiempo ya trazada.

 .

La emoción se ha perlado de rocío.

El momento se abrasa en puro Amor

y la Tierra suspira por María;

 .

pero el hombre, sumido en su vacío,

y, aún, llevando en el alma lo mejor,

cultiva indiferencia cada día.

 .

EL CIRENEO

El corazón del mundo ha gravitado

con amplio desamor. Tantas fatigas

hacen temer que caigas, que no sigas

hasta el lugar del Monte prefijado.

 .

Sólo un hombre comparte Tu cuidado.

Posible es que le mires y bendigas

porque Tú, que nos amas, te prodigas

en torrente de Adviento continuado.

 .

Porque soy pecadora, en mi presente,

compartiré la pena que Te embarga

para llevar consuelo a Tu sufrir.

 .

Si alguna vez, Señor, me ves doliente.

Si sostengo una cruz dura y amarga

¡ayúdame a llevarla… y a seguir…!

 .

CANTO DE RESURRECCIÓN

Ayer hubo tiniebla. Hoy alborada

que crece en rutilante Mediodía

y proyecta raudales de alegría

sobre la Tierra que quedó doblada.

 .

Se ha llenado el vacío. Llamarada

de profunda emoción, de sintonía,

porque el halo grandioso de este día

nos envuelve con Gloria inusitada.

 .

A Tu muerte quedó la vida oscura.

Con Tu resurrección hay Luz futura

que reporta consuelo a nuestra mente.

 .

Quiero besar, Amado, Tu sandalia.

Vivir con sencillez, como esa dalia

que medra en Tu jardín humildemente.