SIEMPRE AMOR

 

Comentario del libro:

.

Fue galardonado con la Flor Natural y Primer Premio en los Juegos Florales PEREGRINA (1975) en la ciudad de Pontevedra.

 .

Este libro tuvo también una Mención Honorífica en el XIII Certamen Nacional de Poesía “AMANTES DE TERUEL” (1974).

 .

Es un compendio de poemas de amor, que se inicia en la primera página con una dedicatoria manuscrita a su esposo: A Justo: Te quiero en todo mi mundo y en cuantos mundos viviera D. Dámaso Alonso Presidente de la Real Academia de la Lengua Española, ya anciano y casi ciego se hacía leer repetidas veces los poemas de este libro.

 .

El poema CALLA fue musicado por el Director de la Banda Municipal del Excmo. Ayuntamiento de Santander, el Maestro José Vélez Camarero, fue estrenada por el tenor Carlos Lagar.

 .

La portada e ilustraciones son de D. José Antonio Cía pintor alicantino. Presidente del Ateneo de Alicante.

 .

MÁS TUYA CADA VEZ

Tanta emoción en mí tanta dulzura

al disfrutar amor en incremento

que siento el sentimiento; gozo siento

cuando cercan tus brazos mi cintura.

 .

Llevo sobre los labios la ternura

del ascua que me sirve de alimento

y siento el sentimiento: gozo siento

realizada en grandeza de mensura.

 .

Formada fui de arena enamorada.

Más tuya cada vez, más arraigada

a tu tierra de vértigo creciente.

 .

Mi sangre, savia y trino, lleva fuego

en espiral ardor; profundo riego

cuyo caudal te adora consecuente.

 .

SOÑÉ

Soñé que entraba en tus ojos,

amor,

y me bañaban verdores

cruzados por verde sol.

 .

Soñé con tiernos laureles

-esperanza de color-

y soñé

con mares verdes, radiantes,

de impulso avasallador.

 .

Soñé, soñé tantas cosas,

amor,

en tus verderosas aguas

que aumentaba mi rubor.

 .

Soñé con algas – calocas

de fuerte coloración-

y soñé

con amaneceres verdes

de mágica seducción.

 .

QUIÉREME SIEMPRE

Me dices que me quieres vivamente,

que te alegra la luz de mi sonrisa.

Quiéreme siempre, quiéreme sin prisa,

dueño del corazón de mi torrente.

 .

La tierra vigorosa y floreciente,

ubérrima de sol, sabe precisa

que sólo a tu pasión cedo sumisa

la razón emotiva de mi mente.

 .

Quiéreme siempre, ¡siempre! cada día.

Quiéreme desbordada; dulce ría

intensidad de albores y fervor.

 .

Quiéreme realidad, ansia o quimera.

Sabes, mejor que yo, cuánto te diera

pues conocer la fuerza de mi amor.

 .

SI ME FALTAS

Con plenitud que dora mi contento

se satura el instante de tenerte;

pero vuelvo a soñar con poseerte

y vivir la emoción de tu elemento.

 .

De coral y de seda va mi acento

pregonando delicia, por la suerte

que grana mi razón. La misma muerte

no menguará el delirio que sustento.

 .

Si me faltas me quiero como el día.

La vida sin tu amor es agonía

prolongada en angustia sin consuelo.

 .

Moriré si me dejas. Si la ausencia

me prohibe gustar de tu presencia

no habrá sol en el área de mi cielo.

 .

CALLA

Calla,

no me hables esta noche.

Deja que las sombras pasen

entre tu cuerpo y el mío.

Formemos un mundo aparte.

 .

Calla,

que amor es silencio.

Lleva locura de sangre

y su rincón es tan nuestro

que no queremos a nadie.

 .

Calla,

que los peces duermen.

Silencio, que pasa el aire

y en nuestro tiempo callado

su presencia ya es bastante.

 .

LLUÉVEME, AMOR

Lluéveme, amor.

Lluéveme con aliento de agua viva,

con peregrina lluvia de templanza

o con lluvia de tacto.

Me llueves todo tú.

Eres mi lluvia de oro y desvarío,

mi lluvia de luceros que me enciende,

mi dorada llovizna que anaranja

el cielo que me llueve.

Eres diluvio de alma

que suaviza su fuerza en arco iris

al traspasar la luz de mi existencia.

Lluéveme amor.

Que la lluvia esencial de tu caricia

sea lluvia de sol para mis labios,

tempestad de emoción en mis sentidos,

aurífero turbión sobre mi pelo.

Lluéveme, amor.

Que tu lluvia tan íntima y brillante

sea lluvia de pétalos y bronces,

dulce rocío en mi vivir humano

con lenguaje de beso.

Lluéveme siempre, siempre.