POEMA “UN TIEMPO DE MI VIDA”

.

UN TIEMPO DE MI VIDA

 .

Recogí la primera palabra

del viento y de la espuma,

del peculiar sonido de las hojas

que un magnolio vecino

me regalaba a diario sin saberlo.

 

Me introduje en la nave de la vida,

prematura y sin fuerza,

sin uñas, sin pestañas,

con los ojos cerrados a la luz.

Mi compañero el llanto

refrescó las raíces de mi tierra.

.

Disfruté los primeros momentos

de piel y de ternura

en los amantes brazos de mi madre

que, antes del mes, sin tregua,

me abandonó en un vuelo indefinido.

Descubrí con presteza

la frialdad de un mundo sin caricias,

la dura soledad de los silencios,

la ceniza tangible

que agrisaba los pasos cotidianos

de mi crecida a solas.