JUSTO GUISÁNDEZ

En plena guerra, dos jóvenes se conocen: un madrileño, Justo, de veraneo en Santander y una soñadora Matilde, enamorada del amor, años más tarde se casan. Siempre la acompañó y animó a vivir su vocación de poeta, e ilustró muchos de sus libros.

“Has llegado hasta mí como un milagro

florecido de gozo sobre nieve.

Tú deslumbrante amor, vivo y auténtico,

ha enfocado la luz sobre mi frente…